Servicio de limpieza de fachadas

¿Por qué es importante la limpieza de fachadas?

La respuesta que damos en Grupo Pamares es muy sencilla, porque es la carta de presentación. Es la primera imagen que nos encontramos al llegar a un lugar. Puede ser una empresa, una vivienda, una institución pública, un banco, etc. De su aspecto, de su diseño, sus colores, su textura, su ligereza, etc., depende mucho lo bien que nos sintamos al aproximarnos. Pero esto no lo es todo, porque una fachada podrá tener la mayor manifestación arquitectónica, pero si no está limpia, de poco o nada sirve. Solo proyectará descuido y falta de higiene. Sin mencionar que es una característica que podría desvalorizar enormemente un inmueble.

Ya que por lo general la limpieza de fachadas se considera una actividad de altura, lo ideal es contratar empresas que puedan hacerse cargo. Estas cuentan con personal cualificado y con herramientas que les permiten llegar a lugares poco alcanzables.

Trabajos de limpieza de fachadas en Madrid

Si usted necesita la contratación de este tipo de servicio le invitamos a que lo haga con nosotros, Grupo Pamares, una empresa de limpiezas en Madrid y otras localidades, donde contamos con profesionales en el área y gracias a su experiencia y conocimiento podrán devolverle la estética a su fachada, para que conjugue perfectamente con el espacio exterior, en donde es lo primero que ven quienes circulan por el lugar y quienes se acercan a sus instalaciones.

Y no solo se trata de la parte estética. La limpieza de fachadas debe hacerse porque con el paso del tiempo se acumula el polvo y otras suciedades, los hongos, las humedades, entre otros aspectos que atraen agentes no saludables. Además, porque es un ahorro a largo plazo. Durará más y no tendrá que realizar cambios y rehabilitaciones. Esos servicios resultan mucho más costosos que una profunda limpieza.

Contacte con nosotros, ponemos toda nuestra experiencia a su servicio.


Desde Grupo Pamares queremos queremos hablarte de la importancia de la limpieza de las fachadas y su mantenimiento. Para evitar posibles problemas y daños, es aconsejable limpiar y proteger las fachadas cada cierto tiempo. Pero para saber cuándo y cómo hacerlo de la mejor forma, os explicamos a continuación las principales causas del deterioro de fachadas.

Principales causas del deterioro de la fachada

La continua exposición de la fachada a factores externos como la polución, causas meteorológicas o el factor humano, hacen que el deterioro de la superficie sea mayor si no se realiza un buen mantenimiento. El efecto que provocan estos factores hace evidente la importancia de la limpieza de las fachadas. Te vamos a explicar cuáles son las principales causas por las que nuestras fachadas se ven deterioradas:

La contaminación: Los gases contaminantes de los vehículos y el factor humano producen un deterioro en las fachadas, ennegreciendo y estropeando estas superficies.

– La humedad: Probablemente una de las principales causas de la aparición de manchas en las fachadas, se debe a problemas de filtración o capilaridad. Esto afecta a la estética de la casa o el edificio con la aparición de manchas o moho. Además, puede afectar a la salud de las personas que vivan en el edificio, así como a la estructura interna.

Los graffitis: Sabemos apreciar el arte, pero es cierto que depende del lugar en el que se encuentre una pintada deja de considerarse arte y pasa a ser vandalismo. Un graffiti en la fachada de un edificio rompe totalmente la estética del mismo. Y, en ocasiones, la acumulación de ellos puede dar sensación de dejadez o abandono.

Humo o pequeños incendios: La aparición de manchas de hollín en alguna parte de nuestra fachada hace que el edificio parezca más viejo y descuidado. Estas manchas suelen ser bastante difíciles de quitar, por lo que es aconsejable emplear pinturas antimanchas a la hora de pintar nuestra fachada.

El paso del tiempo: El tiempo es capaz de deteriorar cualquier cosa, no podemos detenerlo, pero sí podemos suavizar sus efectos. ¿Cómo? Realizando un mantenimiento a lo largo del tiempo. Un cuidado preventivo y periódico es la mejor opción para luchar contra la acción del tiempo en tu fachada.

Como podemos deducir después de ver estas causas por las que una fachada puede deteriorarse, todas ellas se pueden evitar con un buen mantenimiento y actuando ante el primer síntoma. Seguidamente veremos las principales patologías que pueden presentarse si no limpiamos la fachada:

– Incremento del consumo energético
– Perjuicios para la salud
– Perjuicios para la integridad estructural del edificio
– Salida de humedades, eflorescencias,…
– Condensación y filtraciones de agua

Limpiar la fachada de un edificio no es una tarea sencilla y lo recomendable es que se realice por personal calificado y con experiencia. De esta manera, se pueden evitar accidentes, incorporar reparaciones o arreglos en la fachada y asegurar mejores resultados.

Organizar la limpieza de una fachada generalmente involucra muchos días de trabajo. Como paso inicial a las labores de limpieza, en Grupo Pamares realizamos una evaluación y planificación para determinar prioridades, con una lista de actividades relacionadas al mantenimiento, tomamos nota de los daños existentes y de los posibles reemplazos de elementos. Además de contar con un presupuesto detallado, determinamos la frecuencia con que se debe limpiar dicha fachada para mantenerla en perfecto estado.

Una vez rezalimos la evaluación de la fachada, es momento de escoger entre los métodos de limpieza, buscando el que mejor se adecúe a la situación del edificio. Te mostramos algunos de ellos:

Riego con agua

Este es el método tradicional para limpiar la fachada de un edificio y no es más que la proyección de agua sobre las paredes, suponiendo una estrategia menos agresiva y segura, ya que no necesita de productos químicos para cumplir su objetivo.

El riego con agua también es un método económico y se puede realizar de distintas formas. Nos ayuda a eliminar la suciedad superficial proveniente del polvo y la contaminación ambiental que tiende a adherirse con facilidad en la fachada de los edificios

Máquina a presión

Trabajamos con distintos modelos de máquinas a presión, pero todas ellas comparten características en común, como el ahorro de agua y la capacidad para sacar las capas más profundas de suciedad o pintura (graffitis).

Esta técnica es la opción ideal para paredes y suelos, eso sí, debe realizarse por profesionales como somos en Grupo Pamares, ya que se considera mucho más agresiva y puede ocasionar accidentes entre trabajadores y transeúntes debido al agua que cae al suelo si no se saben manejar las herramientas. Además, al utilizar una máquina a presión, se debe tener sumo cuidado en las áreas más delicadas de la fachada para evitar la erosión.

Control de musgos

Contamos con diversidad de productos fungicidas y alguicidas para eliminar por completo el moho y musgo de las paredes. Estas actividades requieren de mucho cuidado y conocimiento para evitar intoxicaciones y accidentes.

Sugerimos limpiar la fachada de un edificio de manera periódica, evitando que estos organismos se acumulen y controlando su propagación en las paredes. En casos graves, hay que utilizar algún producto químico, cepillos de alambre, entre otras herramientas.

Como ves, limpiar una fachada puede parecer sencillo, pero es necesaria la experiencia y el conocimiento de profesionales para realizarlo de manera óptima y segura, tanto por la necesidad de subirse a las alturas como la utilización de material específico, etc.
Grupo Pamares está a tu disposición para cualquier servicio de limpieza de fachadas que requieras o cualquier duda que te surja.

Call Now Button